La crisis y el humor venezolano

"El venezolano a todo le saca un chiste", "los venezolanos son un vacilón", y es verdad. Digamos que en cierta forma es un recurso que se usa para "afrontar" la crisis. Pero la realidad es otra, detrás de cada chiste hay una burla, pero no es siquiera hacia una tradición, sino hacia los problemas, lo que por una parte hace bien, por otras dos, hace mal, evitando que los responsables de alguna manera se tomen las cosas en serio. En otras palabras, vivimos en un 'bullying perenne', en el que ya no sabemos de quién nos reímos. Podríamos decir que nos mofamos de nosotros mismos al ver aquellos zaperocos por una harina de maíz, por unos papeles higiénicos, o por nada, porque la gente se mete en la cola y no sabe tampoco ya por qué pelea, pero muy en el fondo somos víctimas, gente que tiene hambre, gente que está desesperada, y a la que la realidad le ha tocado un poco más temprano que a usted que aún tiene para comprar un quilo de leche 1000% más cara de lo normal, se queja y quizá luego se ría. Aún Venezuela no ha tocado fondo, esperemos que no, porque seguro ese día sabrá por y para quién son esas lágrimas que le cruzan el rostro.